Blog hyla iberica

Inicio Blog Los surfistas y la contaminación del agua

Los surfistas y la contaminación del agua

15 Sep

Es indudable que la contaminación del agua provocada por los plásticos o los vertidos de crudo es más que preocupante, pero la preservación de los ecosistemas marinos no es lo único que debe preocuparnos. El mar es un lugar en el que practicar deportes como el esquí acuático o el surf, por lo que también debemos cuidar su estado a nivel microbiológico por el riesgo que entraña para la salud de los deportistas la presencia de patógenos.

Los expertos alertan de que el riesgo para estos deportistas es más elevado ya que la exposición al agua es distinta a la de bañistas o nadadores. A diferencia de estos últimos los surfistas suelen practicar surf durante todo el año. Además practicar surf implica estar más tiempo en el agua y las caídas de los surfistas implican tragar más agua de lo habitual de forma constante e involuntaria.

Todo esto convierte a los surfistas en un grupo de mayor riesgo frente a la polución del agua. Su exposición a los gérmenes es mucho mayor y por lo tanto también aumentan las probabilidades de contraer enfermedades provocadas por estos gérmenes.

Un claro ejemplo de estos riesgos es la enfermedad gastrointestinal de los surfistas o la intoxicación progresiva por un efecto bioacumulativo. Muchos estudios ya han demostrado el riesgo y los efectos de la exposición al agua para usos deportivos o recreativos.

Por lo tanto asegurar las mejores condiciones del agua del mar para los surfistas es un incentivo más para centrar nuestros esfuerzos en preservar la calidad del agua de nuestros mares y océanos y hacer todo lo posible para evitar la contaminación de los mismos.

Por otro lado, al pasar tanto tiempo en el agua los surfistas tienen una gran responsabilidad a nivel ambiental para ayudar a conservar el entorno. La iniciativa Ecosurf, promovida por el Projecto Prancha Ecológica en Brasil, ya demostró como tomar pequeñas decisiones que parecen inofensivas, como elegir tablas fabricadas con materiales sostenibles, puede contribuir en gran medida al cuidado del mar en particular y del planeta en general.

Otra de las opciones con las que pueden contribuir al cuidado del medio ambiente es preservando directamente nuestras playas. Si bien es cierto que no pueden hacer nada para evitar la contaminación procedente de torrentes urbanos o agrícolas, sí pueden coordinar actividades de limpieza activa de las playas, como ya hacen algunas asociaciones.

La organización Surfrider, entre otras, es un buen ejemplo de estas asociaciones que trabaja con el objetivo de sensibilizar para conseguir reducir el consumo de plástico y buscar soluciones alternativas como el bioplástico. También llevan a cabo acciones de limpieza de las playas a nivel local.

Fuente: www.ecologismos.com

Imagen: Pixabay

Comenta esta entrada